2 may. 2012

Día 8º: MONTE PERDIDO (3.355m) y CILINDRO (3.328m):


- 30 Tresmiles en 10 días -
Fecha: 9-8-2011


Lago de Marboré (2.580m)
Cuello del Cilindro (3.074m): 1h35´.
Lago Helado (3.000m): 2h00´.
20º. Pitón Sw del CILINDRO (3.328m): 2h40´.
21º. CILINDRO (3.328m): 3h10´. (+parada 20´) 3h30´.
Lago Helado (3.000m): 4h00´.(+parada 1hora) 5h00´.
22º. MONTE PERDIDO (3.355m): 5h45´. (+parada 30´) 6h15´.
Cuello de Monte Perdido (3.172m): 7h00´.
Vivac bajo el Badriumont (3.000m): 7h45´.
Desnivel acumulado: 1.355m. subida y 1.005m bajada.
Horario total con paradas: 7h45´.
Distancia8 km. aprox.


El Cilindro: muestra inequívoca de la etapa geológica de plegamiento protagonizada por el empuje que ejercía la Iberia hacia Francia, cómo queriendo entrar en Europa. Algo parecido a la situación político económica actual pero con el Euro... qué cosas.
http://www.ordesapirineos.com/monteperdido/parque.html
GEOPARQUES:
http://www.geoparquepirineos.com/contenidos.php?niv=1&cla=_2OA1CCRP9&cla2=_2OA1CGZLI&cla3=_2OB01OUPU&tip=3&idi=1
He pasado un poco de frio esta noche y me cuesta ponerme en marcha. Saco la cabeza fuera de la tienda y ni una nube,  el sol ya le da a la tienda y eso me pone las pilas. Recojo el campamento, un par de galletas y a por el Cilindro. Son las 9.15.
La primera vez que hice esta ruta cogí por el paso de la derecha, justo bajo el cuello. Ahora queda algún hito bajo las fisuras, pero yo me voy a la izquierda a buscar el paso usado actualmente.

Tiene dos puntos de rapel perfectamente preparados y señalizados. Necesarios para bajar por aquí con seguridad, de lo contrario lo veo muy expuesto, máxime con mochila o con roca húmeda. Yo si hiciese esta ruta de bajada traería 30 metros de cuerda de 9mm.

Tras el comentado paso se gira a la derecha por una terraza estrecha hasta un murito de 2-3 metros que se supera con una trepadita.

Sigo subiendo en diagonal hacia el Cuello del Cilindro dejando el glaciar del Monte Perdido a mi izquierda. Sus grietas atraen mis miradas. (En el centro, el Espalda de Esparrets).

Por aquí las rocas tienen un color blanco intenso, supongo que algo tiene que ver con que han visto la luz muy recientemente, tras miles o millones de años de haber estado cubiertas por el hielo. Al fondo los Astazus.

y a la Munia

 ¿Una hoja prisionera del hielo a 3000 metros?

No he necesitado los crampones ya que los pocos pasos que he dado sobre nieve no presentaban inclinación. En los últimos metros de pedrera previa al Cuello del Cilindro si que me dabas ganas de ponérmelos.
Por fin en el Cuello (3.100m), pasada ya la primera pedrera del Día, puedo disfrutar de estas vistas.

El Lago Helado, Monte Perdido y el Cañón de Ordesa. ¡qué tríada!.

La bajada al Lago se inicia a la izquierda del cuello y enseguida sale una diagonal, entre pliegues que la erosión ha convertido en un pasillo, hacia la pared del Cilindro, varias eses más y estás en el Lago.

Como y bebo algo, dejo la mochila a la sombra y a por el Cilindro.  Tras la pedrera, durita, llego al collado entre la cresta del Cilindro y el Pitón SW.
Vistas al Oeste; Marboré, Picos de la Cascada, Vignemale y mucho, mucho más.

Subo al Pitón, tresmil de pacotilla pero con vistas entre las mejores. La primera vez que hice este tresmil ni sabía que lo era, subí para ver mejor la pared en la que se empieza la cresta del Cilindro y elegir la fisura por la que subir y sobretodo bajar. Elegí la de la izquierda, menos inclinada pero mucho más descompuesta.

En esta ocasión me quita las dudas el fuerte viento del noroeste del que estoy protegido en la fisura de la derecha. Por cierto, ahora tiene  dos rápeles estupendamente preparados.

Superado este paso el camino es sencillo hasta otro escalón de 3-4 metros en el que también hay que trepar el resto un paseo triunfal.

El Cilindro, sin duda, es mi preferido entre los 22 tresmiles de Ordesa, siempre lo ha sido. Llegar a la soledad de su cima es una gran alegría y satisfacción. Y sus vistas...


El Macizo de Vignemale y el rojo Marboré,

El Lago de Marboré, donde pasé la noche, descansa sobre el Balcón de Pineta.

Me persigue un run-run continuo: el destrepe delicado. Pero hoy tengo la cabeza fría y consigo apartarlo de mi mente y disfrutar la cima sin la presencia de ese gusanillo que te invita a bajar cuanto antes a tierra firme, a zona segura.

Tras 40 minutos en la cumbre empiezo la bajada con el Cañón de Ordesa cómo telón de fondo. ¡qué lujo!

y observando el frecuentado Monte Perdido.

Justo antes del destrepe me paro a descansar, me reato las botas, caliento la suela y al tema. Suave, suave, y ya estoy en el collado. Siento alivio, la verdad.

Ahora a por la mochila y a comer junto al Lago Helado.
Más tarde a por el Perdido...
Curiosa señalización junto al Lago Helado,
¿servirá para inducir al sentido común? El caso es que en la frecuentada ruta encuentro personal muy diverso, cómo una niña de 7-8 años que a unos 3.200m. espera "sola" a hermano y padre, me hace sentir incómodo.

Me queda la tercera pedrera del Día y con grupos por arriba y por abajo.  Paciencia.


30 metros de la cumbre me desvío al hombro de la izquierda (norte) buscando vistas al Glaciar, Balcón de Pineta, etc. y un poco de soledad.

Ahora a la cumbre con todos. La pista de baile se despeja por un momento y aprovecho para hacer una foto con el vértice.

Y dejándome caer hacia el patio, alguna más.

Me encanta el Vignemal, más que
al gorrión alpino el pan.
Bajo dirección este hacia el Cuello del Monte Perdido.

Al sureste el Añisclo y el Cañón de Añisclo,
y el Dedo de Goriz sobre el de Ordesa.

El camino es cómodo hasta el último tramo antes del cuello.



No es que esté demasiado inclinado, pero si muy muy descompuesto, y con mochila, ya se sabe.!mucho ojo! 

El Cuello es amplio pero el nevero de bajada a los  Badriumont  bastante empinado.
Observo los picos que quiero subir mañan y busco sitio para montar la tienda.
Me pongo los crampones ultraligeros que me ha prestado mi amigo Paco, gracias por cierto,  y a bajar.

Un par de franceses suben a buscar sitio para dormir dirección al Añisclo. Yo decido bajar más. No encuentro nada llano y sigo bajando, paso bajo el Badriumont NW y sigo nevero abajo hasta toparme con la pared norte del Badriumont SE. Este lugar es un callejón sin salida, incluso el pequeño ibón que se forma fruto del deshielo, libera sus aguas al valle de Pineta por vías subterráneas.  Aquí tendrá que ser, me toca quitar piedras y currarme un llano donde plantar la tienda.

Hace frío y antes de entrar en el 5 estrellas, pego una última mirada hacia La Munia y el Robiñera. Por allí saldrá el sol mañana.
Buenas noches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario